Rinoplastia mujer

Operación de nariz antes y después vista frontal femenina

Aunque no existe una edad concreta para someterse a una rinoplastia, se considera que la edad ideal es entre los 18 y los 40 años.    Para entonces, usted se ha desarrollado físicamente y en madurez para ser un buen candidato para la rinoplastia, y su piel aún mantiene una elasticidad juvenil. Esta elasticidad facilita los cambios y la recuperación, al tiempo que minimiza el riesgo de complicaciones.

El principal factor limitante entre los jóvenes que se plantean la posibilidad de operarse la nariz no es la edad, sino asegurarse de que la nariz alcanza su tamaño adulto. Los mejores resultados de la rinoplastia se obtienen con una nariz completamente formada. La mayoría de los cirujanos no están dispuestos a trabajar con una nariz que tenga menos del 90% de su crecimiento adulto.

La formación de la nariz no es la única consideración para la rinoplastia juvenil. También es importante considerar la madurez del individuo. ¿Está emocionalmente preparado para afrontar un cambio estético importante?

No hay límite de edad para este procedimiento, pero debe entender que el enfoque y los resultados pueden verse afectados. Una cosa que hay que tener en cuenta es que el tiempo de recuperación suele ser más largo para los pacientes de más edad. Las incisiones no cicatrizan tan rápido, la hinchazón tarda más en bajar y la piel no se recupera como antes.

La operación de nariz antes y después del hombre

Para la mayoría de las personas, la decisión de someterse a una rinoplastia tiene su origen en la inseguridad corporal y la falta de confianza en sí mismos. Uno de los mayores aspectos positivos que sienten los pacientes después de la rinoplastia es que su nariz ya no abruma su rostro. La rinoplastia no sólo mejora la forma y el tamaño de la nariz de las personas, sino que permite que sus otros rasgos se sientan más equilibrados y florezcan. Según RealSelf, la rinoplastia es el tercer procedimiento estético más popular y solicitado y más del 90% de los pacientes que se han sometido a una rinoplastia creen que ha merecido la pena.

El Dr. Markarian cree que el primer paso en su cirugía de rinoplastia es tener una discusión detallada sobre el resultado deseado de su cirugía. Esto implicará una conversación sobre el tamaño, el ángulo y la forma de su nariz ideal. Es posible que desee empezar hablando de lo que no le gusta de su nariz y pedir orientación sobre cómo mejorar la estética de su nariz. Entre las modificaciones de la nariz más solicitadas por los pacientes de rinoplastia se encuentran:

Operación de nariz antes y después de mujer negra

La rinoplastia es una cirugía estética muy popular que puede ser muy eficaz tanto para hombres como para mujeres. Este procedimiento transformador no sólo puede mejorar el aspecto de su nariz, sino también aumentar su confianza en sí mismo. Sin embargo, la rinoplastia es también un proceso intrincado que requiere un cirujano plástico facial experto y experimentado como el Dr. Jonathan Grant, que tiene un conocimiento profundo de las estructuras nasales.

En términos generales, no hay diferencia entre la rinoplastia para hombres y la rinoplastia para mujeres. Sin embargo, existen ligeras diferencias anatómicas entre la nariz masculina y la femenina, y el objetivo del resultado puede ser a menudo diferente.

¿Cuál es el objetivo de su rinoplastia? Esto dependerá de su anatomía y preferencias individuales. Durante su consulta con el Dr. Grant, él puede ayudarle a determinar qué enfoque es el mejor para usted.

El Dr. Grant es minucioso y comprometido con sus pacientes. Él considera que cada nariz es única y mira de cerca cada caso para determinar el mejor enfoque quirúrgico. Utiliza el software Canfield Mirror Imaging para ayudar a sus pacientes a elegir la forma de la nariz y las dimensiones adecuadas para sus caras. Después de completar su consulta y el examen, que le aconsejará sobre el enfoque que él cree que funcionará mejor para su situación.

Operación de nariz antes y después de asia

Los objetivos de la rinoplastia son redefinir la nariz en una forma agradable que complemente sus rasgos faciales. La clave es encontrar la forma y la función.    Como no hay dos caras iguales, tampoco debe ser el enfoque de la rinoplastia. El Dr. Ezzat cree que se trata de un esfuerzo de equipo, escuchar sus preocupaciones y adaptar su plan para satisfacer sus necesidades es la base de su filosofía.

Para algunos, la punta de la nariz puede ser demasiado ancha (o bulbosa), asimétrica o dar la apariencia de una punta caída (también llamada punta ptósica).    La realización de pequeños cambios a lo largo de los cartílagos de la punta nasal puede suponer pequeños pero profundos cambios en el aspecto general de la nariz sin darle un aspecto “plástico”.

Para otros, una joroba a lo largo de la nariz (llamada joroba dorsal) puede ser la principal culpable y dar la ilusión de una punta caída y/o una nariz rechoncha.    Rebajar esta joroba, manteniendo el resto de la nariz en armonía con el rostro, es crucial para dar un aspecto natural a la cara.

Aunque estos son sólo algunos ejemplos de enfoques para una rinoplastia, hay muchos tipos/formas de nariz diferentes y cada una pertenece a un rostro diferente. Por lo tanto, un enfoque personalizado para cada paciente es el sello de la práctica del Dr. Ezzat.    Hacer los cambios correctos en su nariz (para que complemente su cara) le ayudará a asegurarse de que obtiene el aspecto más natural posible después de la cirugía.