Reseccion transuretral de prostata laser verde

Ventajas y desventajas de la cirugía con láser de luz verde

La terapia láser GreenLight™ combina la eficacia del procedimiento quirúrgico de resección transuretral de la próstata (RTUP) «de referencia» con menos efectos secundarios. Varios estudios han demostrado resultados comparables entre ambos procedimientos. Durante los procedimientos GreenLight™, el médico utiliza un láser para eliminar el exceso de tejido prostático. El resultado es un canal más grande para el paso de la orina. La eliminación del exceso de tejido elimina la mayoría de los síntomas del tracto urinario inferior.

La terapia láser GreenLight™ puede realizarse en un centro hospitalario ambulatorio, en un centro quirúrgico o en una consulta médica especialmente equipada. El paciente suele ser sometido a anestesia general o espinal durante la duración del tratamiento. Normalmente, no es necesario pasar la noche. Sin embargo, en algunos casos en los que el paciente se desplaza una larga distancia, tiene otras condiciones médicas que hay que tener en cuenta o se encuentra en una situación delicada, se puede recomendar una estancia de una noche.

La terapia láser GreenLight™ es un procedimiento que se realiza con una pequeña fibra que se introduce en la uretra a través de un citoscopio. La fibra emite una luz láser de alta potencia. La sangre del interior del tejido prostático agrandado absorbe instantáneamente la luz láser, calentando el tejido y haciendo que se vaporice. Este proceso continúa hasta que se ha eliminado todo el tejido prostático agrandado.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cirugía con láser de luz verde?

Los hombres con una inflamación benigna (no cancerosa) de la próstata, también llamada próstata agrandada o hiperplasia prostática benigna (HPB), pueden beneficiarse de este procedimiento para reducir la inflamación de su próstata.

La prostatectomía láser de Greenlight es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza con anestesia general. La mayoría de los pacientes pueden volver a casa el mismo día de la intervención, pero algunos necesitan pasar la noche en el hospital. La intervención suele durar alrededor de una hora.

El cirujano introducirá en la vejiga, a través de la uretra, un instrumento quirúrgico largo y fino llamado cistoscopio. El cistoscopio tiene una pequeña cámara en su extremo, lo que permite al cirujano ver claramente la vejiga en una pantalla.

Cuando se recupere de la anestesia, es posible que tenga una sonda en la uretra. Esto ayudará a drenar la orina de la vejiga y sólo suele ser necesario durante las primeras 24 horas. El equipo de enfermería le explicará cómo manejar la sonda.

Es posible que sienta algunas molestias que se aliviarán con analgésicos. Algunos hombres tienen dificultades para orinar después de este procedimiento y otros experimentan una vejiga hiperactiva en la que necesitan ir al baño con más frecuencia, pero ambas cosas suelen ser temporales. También puede notar un escozor temporal en el pene y algunos hombres notan sangre en el semen en los días y semanas posteriores a la intervención.

Tiempo de recuperación tras una operación de próstata con láser de luz verde

La terapia con láser de luz verde utiliza un láser para eliminar el tejido prostático obstructivo. El tratamiento con láser se administra a través de una fibra fina y flexible que se introduce en la uretra mediante un instrumento llamado cistoscopio. La fibra transporta energía láser que elimina rápidamente el tejido de la próstata. La eliminación del tejido permite que la orina pase libremente. El flujo natural de orina se restablece rápidamente y los síntomas urinarios se alivian rápidamente en la mayoría de los pacientes.

Esta operación se realiza internamente sin heridas abiertas.Bajo anestesia general o espinal, se pasa una fibra láser por un cistoscopio con cámara y se vaporiza el tejido prostático que obstruye. Tras la intervención, se coloca una sonda durante la noche y se retira antes del alta.

SANGRADO: La mayoría de nuestros pacientes no necesitan transfusiones durante la cirugía. Riesgo de transfusión <4%.INFECCIÓN: Todos nuestros pacientes reciben antibióticos intravenosos antes de la operación para reducir los riesgos de infección (<4%).EJACULACIÓN RETROGRADA: El cuello de la vejiga se ensancha y hace que el semen fluya hacia la vejiga, por lo que se produce una eyaculación seca y una disminución de la fertilidad en el 70% de los hombres. INCONTINENCIA: La incontinencia es rara (<1%).ERECCIÓN: La erección después de esta operación es rara(<1%).ESTRICTO: El paso urinario puede estrecharse raramente (<1%)

La cirugía con láser de luz verde causa impotencia

Nos complace anunciar que el Dr. Marc Feder ha sido designado como Centro de Excelencia para el tratamiento con la Terapia Láser GreenLight™, un procedimiento ambulatorio mínimamente invasivo para los hombres que buscan tratar su hiperplasia prostática benigna (HPB), no sólo los síntomas. La terapia GreenLight puede ayudar a proporcionar un alivio inmediato de los síntomas de agrandamiento de la próstata, como la micción frecuente, especialmente por la noche, el flujo de orina débil, la urgencia y el vaciado incompleto de la vejiga. Además, la terapia con láser GreenLight no requiere incisiones y no suele tener un impacto perjudicial general en la función sexual.1 La designación de Centro de Excelencia reconoce el alto grado de experiencia del Dr. Feder con la terapia con láser GreenLight y su compromiso de ofrecer una terapia eficaz y duradera a los hombres que padecen HBP.1

La HBP es una enfermedad en la que la próstata del hombre se agranda y comprime la uretra, provocando síntomas frustrantes como la micción frecuente o urgente, un chorro de orina débil o interrumpido y la necesidad de levantarse varias veces por la noche para orinar. Afecta a cerca del 50% de los hombres a los 60 años, y hasta al 90% de los hombres a los 85 años.2