Que tomar para el dolor de cabeza en embarazo

Embarazo con migraña

Este artículo ha sido revisado por el doctor Medhat Mikhael, especialista en el tratamiento del dolor y director médico del programa no quirúrgico del Centro de Salud de la Columna Vertebral del Centro Médico MemorialCare Orange Coast en Fountain Valley, California.

¿Cuándo comienzan los dolores de cabeza durante el embarazo? Los dolores de cabeza durante el embarazo pueden ser más frecuentes alrededor de las nueve semanas, cuando las hormonas y el volumen de sangre aumentan.  Pero, en general, los dolores de cabeza durante el embarazo pueden comenzar en cualquier momento y sentirse como un dolor de cabeza típico que podría haber tenido cuando no estaba embarazada.  El dolor de cabeza del embarazo puede concentrarse en un lado de la cabeza, en los senos paranasales o en ambos lados de la cabeza, dice Columbo.

CausasLas personas embarazadas tienen otros factores de riesgo que pueden hacerlas más propensas a sufrir dolores de cabeza, como por ejemplo: La presión arterial alta relacionada con la preeclampsia también puede provocar dolores de cabeza, sobre todo a partir de la semana 22, dice Columbo. Si tienes un dolor de cabeza repentino y persistente que es diferente del que has experimentado en otros momentos del embarazo, llama a tu médico inmediatamente, dice.

Pré eclampsia

Es importante que los proveedores que tratan a las mujeres durante sus años reproductivos conozcan las opciones de tratamiento que son seguras durante el embarazo. Muchas mujeres con migraña que están embarazadas o que están pensando en quedarse embarazadas dejan de tomar sus medicamentos para la migraña y asumen que no tienen opciones de tratamiento seguras disponibles, pero esto simplemente no es cierto.

Las mujeres suelen empezar a sufrir ataques de migraña durante la adolescencia, que coincide con el inicio de la menstruación. La mayor incidencia de la migraña se da entre los 18 y los 44 años, que es también el año en que muchas mujeres experimentan el embarazo. La tasa de migraña entre las mujeres es tres veces superior a la de los hombres. Debido a estas cifras, se cree que las fluctuaciones en los niveles de estrógeno desempeñan un papel en el desarrollo de la migraña.

La Dra. Tracy Grossman, ginecóloga-obstetra que ha realizado una beca de investigación en medicina materno-fetal y un máster en neurociencia, comparte la gama de opciones de tratamiento disponibles para las pacientes embarazadas con migraña.

Ciertos medicamentos utilizados para el tratamiento y la prevención de la migraña están contraindicados en el embarazo, debido a las preocupaciones de seguridad para el feto en desarrollo. En el caso de las pacientes que utilizan anticonceptivos orales para regular sus niveles hormonales y controlar la migraña, la conversación sobre las opciones de tratamiento de la migraña puede tener lugar cuando quieran dejar de utilizar los anticonceptivos y empiecen a intentar concebir. La buena noticia es que hay opciones seguras para la migraña antes y durante el embarazo.

Dolores de cabeza en el segundo trimestre del embarazo

La mayoría de las mujeres sufren dolores de cabeza en algún momento de su vida. Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sugieren que una de cada cinco mujeres tuvo un dolor de cabeza agudo o una migraña en los tres meses anteriores. Además, las migrañas son más frecuentes en las mujeres que en los hombres: aproximadamente el 18% de las mujeres las padecen, frente al 6,5% de los hombres.

Dado que los dolores de cabeza y las migrañas son tan comunes, no es de extrañar que muchas mujeres los padezcan durante el embarazo. Para la mayoría de las mujeres embarazadas, los dolores de cabeza o las migrañas ocasionales no son motivo de alarma, y la mayoría de los tratamientos estándar son seguros. Sin embargo, sufrir un fuerte dolor de cabeza en momentos clave durante o después del embarazo puede indicar una emergencia médica grave.

Los dolores de cabeza primarios o agudos surgen de vez en cuando y suelen pasar al cabo de unas horas. Las cefaleas tensionales son el tipo más común y se caracterizan por la tensión muscular y el dolor localizado en la cabeza y el cuello.

Las cefaleas primarias en las embarazadas suelen poder tratarse en casa. El reposo, un masaje en el cuello o el cuero cabelludo, compresas calientes o frías y antiinflamatorios de venta libre como Tylenol, aspirina o ibuprofeno pueden reducir el dolor. Sin embargo, si empiezas a tener dolores de cabeza frecuentes o intensos, habla con tu médico para determinar la causa.

¿Cuándo debo preocuparme por los dolores de cabeza durante el embarazo?

IntroducciónLa cefalea es el motivo de consulta neurológica más frecuente en el ámbito ambulatorio. La última publicación de datos en 2013 del Global Burden of Disease (GBD) -descrito ahora como “el estudio epidemiológico observacional mundial más completo hasta la fecha” [1]- estableció que los trastornos de cefalea son, en conjunto, la séptima causa de años vividos con discapacidad (ylds) [2].Ante un paciente que se queja de cefalea, el primer propósito es distinguir una cefalea primaria (cuando el dolor es la enfermedad) de una cefalea secundaria (cuando el dolor es un síntoma de otra enfermedad). Más estrictamente, esta es la principal preocupación en el caso de una mujer embarazada que sufre este síntoma. Son posibles tres situaciones [3, 4]:

También debe evitarse el contraste yodado, ya que puede suprimir la función tiroidea del feto [37].Recientemente, la Federación Europea de Cefaleas (EHF) ha publicado una declaración de consenso sobre la investigación técnica de los trastornos de cefaleas primarias [38].Las características de las cefaleas secundarias pueden no diferir de las de las cefaleas primarias; además, la migraña es como un factor de riesgo independiente para el desarrollo de cefaleas secundarias (Ej, el riesgo de hipertensión gestacional se multiplica por 1,42 con una OR de 2,3 (IC 2,1-2,5) [39], por lo que reconocer estas afecciones en las mujeres embarazadas puede ser un verdadero reto diagnóstico. La trombosis venosa cerebral (TVC), la preeclampsia, el ictus hemorrágico o isquémico, la hemorragia subaracnoidea (HSA), el RCVS, el PRES, la hipertensión intracraneal idiopática (HII) o la apoplejía hipofisaria deben descartarse lo antes posible (Tabla 3) [3, 37].Tabla 3 Principales causas de cefalea secundaria en mujeres embarazadasTabla completa