Que se ve en una gastroscopia

Úlcera de estómago

La enfermedad celíaca se diagnostica mediante una gastroscopia. Durante la gastroscopia, si el especialista sospecha que se trata de una enfermedad celíaca, se toman pequeñas muestras (biopsias) del intestino delgado que se envían al laboratorio para su análisis y así confirmar si se padece la enfermedad.

La enfermedad celíaca se trata con éxito eliminando de la dieta todos los alimentos que contienen gluten. Esto se denomina dieta sin gluten. Seguir una dieta sin gluten tras el diagnóstico de la enfermedad celíaca debería permitir una mejora de los síntomas y el restablecimiento de la salud.

El reflujo se debe a que el ácido del estómago sube al esófago, donde puede causar dolor en el pecho (a veces llamado ardor de estómago) e inflamación que el especialista puede ver cuando se hace una gastroscopia.

La acidez de estómago es muy común. Casi todo el mundo la padece en algún momento. Se trata de una sensación de malestar o ardor o incluso de dolor que se siente al subir desde la parte baja del pecho hasta el cuello. Algunas personas lo llaman indigestión. Los médicos lo llaman enfermedad por reflujo gastroesofágico, o reflujo o ERGE para abreviar.

En ocasiones, el reflujo se asocia a la entrada de alimentos o líquidos en la boca. Esto se llama regurgitación. Si los síntomas de reflujo se producen con regularidad, por ejemplo, algunos días a la semana o incluso todos los días, pueden ser angustiosos y requerir tratamiento.

Antiácidos

Una gastroscopia es un procedimiento que permite a su especialista examinar el revestimiento de la parte superior de su tracto gastrointestinal, que incluye el esófago, el estómago y el duodeno. Para ello se utiliza un tubo estrecho y flexible llamado gastroscopio, que tiene una cámara en la punta que capta imágenes del tracto gastrointestinal superior. Estas imágenes se transmiten a un monitor de televisión que el especialista observa durante el examen. El gastroscopio se coloca en la boca y se hace avanzar lentamente por el esófago hasta el estómago y el duodeno. También se denomina endoscopia digestiva alta.

No debe comer ni beber nada (ni siquiera agua) durante las seis horas anteriores a la gastroscopia. Si también le van a hacer una colonoscopia, sólo tendrá que dejar de beber dos horas antes de la intervención.

La gastroscopia se realiza en una sala de exploración totalmente equipada. Se le rociará la garganta con un spray anestésico local y se le ofrecerá un sedante intravenoso. El especialista le pasará el gastroscopio por la boca hasta el esófago, el estómago y el duodeno. El gastroscopio no interfiere con su respiración. La mayoría de los pacientes consideran que la prueba sólo es ligeramente incómoda y muchos se quedan dormidos durante el procedimiento. El procedimiento suele durar unos 10 minutos, pero puede ser más largo, sobre todo si necesita algún tratamiento endoscópico durante la prueba.

Gastroscopia

El procedimiento también se denomina a veces endoscopia gastrointestinal superior. Un endoscopio tiene una luz y una cámara en un extremo. La cámara envía imágenes del interior del cuerpo a un monitor de televisión para ayudar al gastroenterólogo a diagnosticar problemas comunes que afectan al esófago (garganta), al estómago y a partes del intestino delgado.

La gastroscopia es un procedimiento muy común. Es una prueba en la que el gastroenterólogo observa la parte superior del intestino (el tracto gastrointestinal superior). El intestino superior está formado por el esófago (garganta), el estómago y el duodeno. El operador utiliza un endoscopio para observar el interior del intestino. Por ello, la prueba se denomina a veces endoscopia.

El gastroscopio es un telescopio fino y flexible. Tiene el grosor de un dedo meñique. El endoscopio se pasa a través de la boca, hasta el esófago y baja hacia el estómago y el duodeno. La punta del gastroscopio contiene una luz y una pequeña cámara de vídeo para que el operador pueda ver el interior del intestino.

El gastroscopio también tiene un “canal lateral” por el que pueden pasar varios instrumentos. El médico puede manipularlos. Por ejemplo, el médico puede tomar una pequeña muestra (biopsia) del revestimiento interior del estómago utilizando un fino instrumento de “agarre” que se pasa por un canal lateral.

Ogd medical

Una gastroscopia es una prueba para observar el interior del esófago (el conducto que lleva los alimentos de la boca al estómago), el estómago y la primera parte del intestino delgado (duodeno). Es posible que le hagan una gastroscopia para ayudar a encontrar la causa de sus síntomas. También se pueden realizar ciertos tratamientos durante una gastroscopia.

La gastroscopia es un tipo de endoscopia. Esto significa que el procedimiento se realiza con un tubo estrecho y flexible llamado endoscopio. Este tubo tiene una luz en el extremo y una cámara que permite al médico ver imágenes de su interior en una pantalla. En la sección siguiente puede obtener más información sobre el procedimiento: ¿Qué ocurre durante una gastroscopia?

La gastroscopia suele realizarse en el hospital en un día. Esto significa que será un paciente externo y no tendrá que pasar la noche. Antes de la gastroscopia se le dará información sobre lo que hay que hacer. En ella se le indicará todo lo que debe hacer para prepararse para la gastroscopia. Es importante que siga los consejos que le den. Si no lo hace, es posible que no se pueda realizar la intervención.