Presion arterial 129 84

Tabla de presión arterial

La tensión arterial alta es el primer factor de riesgo de sufrir un ictus y un importante factor de riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Es importante mantener la presión arterial en un rango saludable. La tensión arterial es una medida de la presión o fuerza de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos (conocidos como arterias). El número superior representa la presión cuando el corazón se contrae y expulsa la sangre (sistólica) y el número inferior es la presión más baja cuando el corazón se relaja entre latidos (diastólica). Una presión arterial que supere constantemente los 140/90 mm Hg cuando se mide en la consulta del médico o los 135/85 mm Hg cuando se mide en casa se considera alta. Si tiene diabetes, 140/90 mm Hg es alta. La tensión arterial normal se sitúa entre 120/80 mm Hg y 129/84 mm Hg. Si su presión arterial está entre 130/85 mm Hg y 139/89 mm Hg, tiene una presión arterial “alta-normal”, que tiene más probabilidades de convertirse en presión arterial alta.

Presión arterial diastólica baja

El Colegio Americano de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón ciertamente captaron la atención de nosotros, los ocupados médicos de atención primaria, con la reciente publicación de sus directrices actualizadas sobre la presión arterial. Estas organizaciones habían despertado el interés al declarar la fecha de publicación y calificarla de “muy esperada”. Yo no le di importancia a todo ese drama, pero al leer el resumen ejecutivo de 114 páginas en PDF con 21 autores y casi mil referencias, tengo que decir que estoy debidamente impresionado.

La definición del diagnóstico de la hipertensión arterial y el proceso de toma de decisiones en torno al tratamiento han sido tradicionalmente bastante individualizados (léase: por todas partes). Personalmente, invito a que se adopten estas medidas más estrictas, ya que van acompañadas de investigaciones sólidas, orientaciones logísticas y estrategias de gestión útiles.

(Tenga en cuenta que todas las cifras se refieren a mm Hg, o sea, a milímetros de mercurio.) Las directrices, en pocas palabras, establecen que la presión arterial normal es inferior a 120/80, mientras que hasta el lunes lo normal era inferior a 140/90.

Rango normal de la presión arterial sistólica

Las cifras de la tensión arterial son un importante indicador de salud, por lo que muchos médicos recomiendan controlarlas en casa a medida que se envejece. Pero de poco sirve hacerlo si no se sabe qué significan las lecturas o cómo recogerlas correctamente.

Además, las lecturas varían a lo largo del día y pueden depender de factores como la hidratación y el estrés. Además, los rangos de cifras que indican una presión arterial alta, baja y normal varían en función de la edad.

La presión arterial es la fuerza que impulsa la sangre a través de las arterias cuando el corazón bombea, llevando oxígeno y nutrientes a los órganos y tejidos de todo el cuerpo. Una lectura normal de la tensión arterial es esencial para que sus órganos funcionen bien y evitar daños.

La tensión arterial puede cambiar en función de la edad, el estado de salud y otros factores del estilo de vida. Es importante vigilar estas cifras, ya que cuando la tensión arterial sube o baja rápidamente -o permanece alta o baja durante un periodo prolongado- puede ser un signo de mala salud y tener graves consecuencias, como un mayor riesgo de muerte prematura.

Tensión arterial normal por edad

¿Pero qué es? La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. Si es demasiado alta, puede suponer un esfuerzo para el corazón y los vasos sanguíneos, y puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o un ictus.

La presión arterial se mide con un aparato llamado esfigmomanómetro, ese manguito que se coloca alrededor del brazo. La medición indica una unidad de presión conocida como milímetros de mercurio (o mm Hg). Indica el esfuerzo que realiza el corazón para bombear la sangre.

La presión arterial se escribe con dos números. La cifra superior, conocida como “presión sistólica”, mide la fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón se contrae para bombear la sangre. En ese momento es cuando más trabaja.

Los médicos utilizan directrices estándar para determinar si su presión arterial entra en un rango conocido como “normal”. Si es demasiado alta y es constantemente superior a las directrices, se conoce como “hipertensión”.

La presión arterial alta, o hipertensión, se conoce como el “asesino silencioso”. Esto significa que no presenta ningún síntoma y que puede permanecer sin tratar durante mucho tiempo, lo que puede acarrear muchos riesgos importantes para la salud. Si no se trata, una presión arterial de 180/120 o superior conlleva un 80% de probabilidades de muerte en el plazo de un año, con una media de supervivencia de diez meses. La hipertensión prolongada y no tratada también puede provocar un ataque al corazón, un derrame cerebral, ceguera y enfermedades renales.