Porque se producen los desgarros musculares

Tensión muscular wikipedia

Eso no significa que debas coger la barra más pesada del gimnasio e intentar hacer 100 repeticiones diarias, dice el cirujano ortopédico Michael Karns, MD. En cambio, es importante entender cómo estas pequeñas lesiones en las fibras musculares, llamadas microtensiones, ayudan a los atletas a construir masa.

Busca orientación. Si eres nuevo en el entrenamiento de fuerza, pide a un entrenador de fuerza, a un preparador deportivo o a un profesor de gimnasia que te enseñe técnicas seguras y que controle tu forma. Si lo haces por tu cuenta, puedes desarrollar malos hábitos, lo que puede dar lugar a lesiones que hagan retroceder tus esfuerzos.

Recuerda que el levantamiento de pesas no es una actividad independiente. Saltarse el calentamiento o el enfriamiento puede dejarle fuera de juego. Comienza tu entrenamiento con unos minutos de cardio para aumentar tu ritmo cardíaco y hacer que la sangre fluya hacia los músculos. Después del entrenamiento de fuerza, realiza estiramientos estáticos para evitar los calambres.

Pero conoce tus límites. El objetivo es esforzarse por levantar el mayor peso posible sin perder la técnica. Obligarse a hacer curl de bíceps con pesos tan pesados que la espalda se arquea es contraproducente y francamente peligroso.

Tipos de lesiones musculares

Los tejidos blandos que se lesionan con más frecuencia son los músculos, los tendones y los ligamentos. Estas lesiones suelen producirse durante actividades deportivas y de ejercicio, pero a veces las simples actividades cotidianas pueden causar una lesión.

Las lesiones agudas de los tejidos blandos varían en tipo y gravedad. Cuando se produce una lesión aguda, el tratamiento inicial con el protocolo RICE suele ser muy eficaz. RICE son las siglas en inglés de Reposo, Hielo, Compresión y Elevación.

Un esguince es un estiramiento y/o desgarro de un ligamento, una fuerte banda de tejido conectivo que conecta el extremo de un hueso con otro. Los ligamentos estabilizan y sostienen las articulaciones del cuerpo. Por ejemplo, los ligamentos de la rodilla conectan el hueso del muslo (fémur) con la espinilla (tibia), lo que permite caminar.

Las zonas del cuerpo más vulnerables a los esguinces son los tobillos, las rodillas y las muñecas. Un esguince de tobillo puede producirse cuando el pie gira hacia dentro, ejerciendo una tensión extrema sobre los ligamentos de la parte exterior del tobillo. Un esguince de rodilla puede ser consecuencia de una torsión repentina, y un esguince de muñeca puede producirse si se cae sobre una mano extendida.

Enviar comentarios

El ejercicio regular puede reducir el riesgo de sufrir esguinces y distensiones, al igual que el calentamiento del cuerpo antes de hacer ejercicio. Las investigaciones sobre los estiramientos antes del ejercicio no son concluyentes, pero muchos expertos en salud los recomiendan.

Los esguinces pueden producirse cuando una articulación se tuerce en una posición inusual o se dobla demasiado. Por ejemplo, un esguince de tobillo se produce porque el tobillo se ha torcido y los ligamentos unidos alrededor de esa articulación se estiran demasiado.

Las distensiones musculares graves implican un desgarro importante (o incluso completo). La gente suele oír el “chasquido” del músculo cuando se produce la lesión. Esto puede provocar un dolor extremo y la imposibilidad de utilizar el músculo afectado.

Desgarro muscular wiki

En las lesiones más graves, en las que el músculo o el tendón se han roto por completo, el médico puede ver o sentir un defecto en la zona de la lesión. La ecografía suele ayudar a distinguir entre varios tipos diferentes de lesiones de tejidos blandos.Más información

Algunos médicos recomiendan evitar los analgésicos de venta libre que pueden aumentar el riesgo de hemorragia -como la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve)- durante las primeras 48 horas después de una distensión muscular. El paracetamol (Tylenol, otros) puede ser útil para aliviar el dolor durante este periodo.

Un fisioterapeuta puede ayudarte a maximizar la estabilidad y la fuerza de la articulación o extremidad lesionada. El médico puede sugerirte que inmovilices la zona con un corsé o una férula. En el caso de algunas lesiones, como la rotura de un tendón, puede considerarse la posibilidad de una intervención quirúrgica.