Dolor de higado y espalda

Síntomas de hígado graso dolor de espalda

Schwartz JM, Carithers RL y Sirlin CB. Clinical features and diagnosis of hepatocellular carcinoma. Sitio web UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-features-and-diagnosis-of-hepatocellular-carcinoma. Actualizado el 2 de noviembre de 2018. Consultado el 12 de marzo de 2019.

Schwartz JM, Carithers RL, y Sirlin CB. Características clínicas y diagnóstico del carcinoma hepatocelular. Sitio web de UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-features-and-diagnosis-of-hepatocellular-carcinoma. Actualizado el 2 de noviembre de 2018. Consultado el 12 de marzo de 2019.

Síntomas de dolor de hígado graso

En esta fase inicial, el hígado -que suele tener muy poca grasa- desarrolla una acumulación de grasa. Esta acumulación es inofensiva en la mayoría de los casos y no causa síntomas ni daña el hígado. Sin embargo, a veces puede pasar a la siguiente fase de la HGNA.

En esta última fase, la mayor parte del tejido normal del hígado ha sido sustituido por tejido cicatricial, y el hígado se encoge y deja de funcionar correctamente. Una vez que se tiene cirrosis, no hay nada que pueda hacer para revertirla. También puede pasar a una fase más grave, conocida como insuficiencia hepática, en la que el hígado deja de funcionar correctamente, lo que puede acortar la esperanza de vida.

Dado que los factores relacionados con el estilo de vida tienden a aumentar el riesgo de que la HGNA pase de una fase inicial a una fase avanzada, el tratamiento de la HGNA se basa principalmente en la introducción de cambios en el estilo de vida, más que en el tratamiento de la propia enfermedad hepática.

Además de realizar cambios en el estilo de vida, el médico puede ayudarle a controlar la HGNA tratando cualquier afección que pueda empeorarla. Entre estas afecciones se encuentran la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol alto.

Cómo diferenciar el dolor de vesícula y de hígado

En esta fase inicial, el hígado -que suele tener muy poca grasa- desarrolla una acumulación de grasa. Esta acumulación es inofensiva en la mayoría de los casos y no provoca síntomas ni daña el hígado. Sin embargo, a veces puede pasar a la siguiente fase de la HGNA.

En esta última fase, la mayor parte del tejido normal del hígado ha sido sustituido por tejido cicatricial, y el hígado se encoge y deja de funcionar correctamente. Una vez que se tiene cirrosis, no hay nada que pueda hacer para revertirla. También puede pasar a una fase más grave, conocida como insuficiencia hepática, en la que el hígado deja de funcionar correctamente, lo que puede acortar la esperanza de vida.

Dado que los factores relacionados con el estilo de vida tienden a aumentar el riesgo de que la HGNA pase de una fase inicial a una fase avanzada, el tratamiento de la HGNA se basa principalmente en la introducción de cambios en el estilo de vida, más que en el tratamiento de la propia enfermedad hepática.

Además de realizar cambios en el estilo de vida, el médico puede ayudarle a controlar la HGNA tratando cualquier afección que pueda empeorarla. Entre estas afecciones se encuentran la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol alto.

Síntomas de hígado inflamado

Consulte a su médico de cabecera si tiene alguno de estos síntomas. Recuerde que el cáncer primario de hígado no es frecuente en el Reino Unido y que estos síntomas pueden estar causados por otras enfermedades. Pero es importante que los examine un médico.

Coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos (ictericia) La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos. Cuando se tiene ictericia, la orina es más oscura de lo normal y las heces son más claras. La mayoría de las personas que tienen ictericia también tienen picores en la piel y pueden sentirse mal.