Dolor de cabeza hipotiroidismo

Повратне информације

Tabla 1 Distribución de edad y sexo entre casos y controlTabla completaEl hipotiroidismo subclínico y manifiesto fue significativamente mayor en nuestros pacientes más que el control (p = 0,001). Además, nuestros pacientes mostraron una morfología de la glándula significativamente más anormal que el control sano (p = 0,027) Tabla 2

Tabla 2 Función tiroidea y ecografía entre casos y controlTabla completaSe realizó un análisis de regresión logística binaria (BLR) para evaluar la influencia de tener migraña o TTH frente a no tener cefalea en la probabilidad de que los participantes presenten hipotiroidismo (subclínico o manifiesto). El modelo fue estadísticamente significativo (p = 0,001). El modelo clasifica correctamente el 76,8% de los casos. Los pacientes con migraña o HTA tenían 3,73 veces más probabilidades de presentar hipotiroidismo (BLR = 1,316, IC 95% = 1,82-7,64, p = 0,001). También se realizó un análisis de regresión logística para evaluar la influencia de tener cefalea tensional crónica frente a otros tipos (frecuentes e infrecuentes) en la probabilidad de que los participantes presentaran hipotiroidismo (subclínico o manifiesto). El modelo fue estadísticamente significativo (p = 0,002). El modelo clasifica correctamente el 71,2% de los casos. Los pacientes con el subtipo crónico tenían 3,57 veces más probabilidades de presentar hipotiroidismo (BLR = 1,272, IC 95% = 1,55-8,22, p = 0,003) (Tabla 3).

Tiroides y presión en la cabeza

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (https://creativecommons.org/licenses/by/4.0), que permite su uso, duplicación, adaptación, distribución y reproducción en cualquier medio o formato, siempre que se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se facilite un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios.

J Headache Pain 16, A81 (2015). https://doi.org/10.1186/1129-2377-16-S1-A81Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

¿Pueden los problemas de tiroides causar dolores de cabeza y náuseas?

El hipotiroidismo es un trastorno en el que la glándula tiroidea no produce suficiente hormona tiroidea. El hipotiroidismo afecta al 0,1-2% de la población general, mientras que los casos de hipotiroidismo subclínico son más frecuentes, entre el 4 y el 10%. La clasificación internacional de los trastornos de cefalea describe las cefaleas atribuidas al hipotiroidismo como «Cefalea, generalmente bilateral y no pulsátil, en pacientes con hipotiroidismo y que remite tras la normalización de los niveles de hormonas tiroideas.» La literatura reciente de apoyo ha demostrado que no sólo la migraña es más común en el hipotiroidismo, sino también, que el tratamiento con medicamentos de hormonas tiroideas puede resultar en una disminución de la frecuencia de los dolores de cabeza en casi un 78%. Por el contrario, este mes, en la revista Headache, la Universidad de Cincinnati informó de que el hipotiroidismo de nueva aparición es un 21% más frecuente en los trastornos de cefalea y un 41% más frecuente en la migraña específicamente. Siguieron a 8.412 pacientes durante una media de 12,6 años y llegaron a esta conclusión tras comprobar regularmente la función tiroidea después de un diagnóstico inicial de cefalea. Estas importantes asociaciones ponen de relieve que el hipotiroidismo y la migraña son afecciones coexistentes esenciales que deben considerarse y abordarse de forma sincronizada.

Dolores de cabeza por levotiroxina

La migraña, la cefalea tensional y el hipotiroidismo constituyen condiciones médicas muy comunes. El dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes del hipotiroidismo, y se presenta en aproximadamente un tercio de los pacientes. Hasta la fecha, los datos sobre la relación entre la migraña y la cefalea de tipo tensional y la disfunción tiroidea, y en particular el hipotiroidismo, han sido contradictorios, mientras que la base fisiopatológica subyacente que explica esta asociación aún no está clara.

Se realizó una búsqueda sistemática en la base de datos MEDLINE utilizando tanto encabezamientos de materia como palabras clave para cefalea, migraña, cefalea de tipo tensional, hormonas tiroideas e hipotiroidismo, y también se examinaron manualmente las listas de referencias de todos los artículos que cumplían los criterios de inclusión. Los estudios incluidos estaban relacionados con la comorbilidad de la cefalea y la enfermedad tiroidea, con énfasis en el hipotiroidismo (idealmente demostrado por mediciones hormonales), y con el término cefalea incluyendo la migraña, la cefalea de tipo tensional y la cefalea atribuida al hipotiroidismo (HAH) basada en la Clasificación Internacional de Trastornos de Cefalea IIIb. La calidad de los estudios se evaluó mediante la escala Newcastle-Ottawa.