Causas fasciculaciones

Fasciculaciones sin debilidad

¿Qué son las fasciculaciones musculares? Las fasciculaciones musculares son una experiencia de contracción y relajación involuntaria y repentina de los músculos, generalmente visible bajo la piel. La contracción de un músculo se denomina fasciculación. Además, algunas personas experimentan la contracción espontánea de un grupo de músculos. Esto se denomina mioclonía.

Los músculos de nuestro cuerpo están formados por finos filamentos o fibras de dos tipos llamados actina y miosina. Las fibras de actina y miosina se deslizan entre sí para producir una contracción de la célula muscular, cambiando su forma y longitud. La estimulación de los músculos por parte de los nervios provoca su contracción. Normalmente, los nervios están controlados por el cerebro y la médula espinal. Así, cuando una persona quiere contraer un músculo, la señal va desde el sistema nervioso central a través de los nervios hasta el músculo, lo que da lugar a una contracción voluntaria. En algunos casos, los nervios pueden enviar una señal al músculo para que se contraiga sin que la persona quiera realmente realizar la acción. Esto da lugar a contracciones musculares involuntarias o espasmos musculares. La fasciculación aparece cuando la causa de las contracciones está en el nervio o en el propio músculo. Por otro lado, las mioclonías suelen producirse por la alteración de las señales del cerebro o la médula espinal.

Fasciculaciones de la lengua

Las fasciculaciones musculares están causadas por pequeñas contracciones musculares en la zona, o por fasciculaciones incontrolables de un grupo muscular al que da servicio una única fibra nerviosa motora.Las fasciculaciones musculares son menores y suelen pasar desapercibidas. Algunos son comunes y normales. Otros son signos de un trastorno del sistema nervioso.Causas

Deluca GC, Griggs RC. Abordaje del paciente con enfermedad neurológica. En: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:cap 368.Hall JE, Hall ME. Contraction of skeletal muscle. En: Hall JE, Hall ME, eds. Guyton and Hall Textbook of Medical Physiology. 14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:cap 6.Weissenborn K, Lockwood AH. Toxic and metabolic encephalopathies. En: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:cap 84.

Actualizado por: Amit M. Shelat, DO, FACP, FAAN, Neurólogo Adjunto y Profesor Asistente de Neurología Clínica, Escuela de Medicina de la Universidad de Stony Brook, Stony Brook, NY. Revisión proporcionada por VeriMed Healthcare Network. También revisado por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, Brenda Conaway, Directora Editorial, y el equipo editorial de A.D.A.M.

Síndrome de fasciculación benigna

Este artículo necesita más referencias médicas para su verificación o se basa demasiado en fuentes primarias. Por favor, revise el contenido del artículo y añada las referencias adecuadas si puede. El material sin fuentes o con fuentes deficientes puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Fasciculación» – noticias – periódicos – libros – académicos – JSTOR (julio de 2020)

Una fasciculación, o sacudida muscular, es una contracción y relajación muscular espontánea e involuntaria, en la que intervienen fibras musculares finas[1]. Son comunes, ya que hasta el 70% de las personas las experimentan[1]. Pueden ser benignas, o estar asociadas a condiciones más graves[1]. Cuando no se identifica ninguna causa o patología, se diagnostican como síndrome de fasciculación benigna[1].

La forma más eficaz de detectar las fasciculaciones puede ser la electromiografía de superficie (EMG). La EMG de superficie es más sensible que la electromiografía de aguja y la observación clínica en la detección de fasciculaciones en personas con esclerosis lateral amiotrófica[2].

Las áreas de contracción más profundas pueden detectarse mediante pruebas de electromiografía (EMG), aunque pueden producirse en cualquier músculo esquelético del cuerpo. Las fasciculaciones surgen como resultado de la despolarización espontánea de una neurona motora inferior que conduce a la contracción sincrónica de todas las fibras musculares esqueléticas dentro de una única unidad motora. Un ejemplo de despolarización espontánea normal son las contracciones constantes del músculo cardíaco, que hacen que el corazón lata. Por lo general, el movimiento intencionado del músculo implicado hace que las fasciculaciones cesen inmediatamente, pero pueden volver una vez que el músculo está de nuevo en reposo.

Significado de la fasciculación

Las fasciculaciones musculares o tics musculares son contracciones pequeñas, rápidas e involuntarias que son demasiado débiles para mover una extremidad[1] Las fasciculaciones musculares superficiales son visibles a simple vista. Las fasciculaciones musculares más profundas pueden ser invisibles y pueden detectarse mediante pruebas de electromiografía (EMG)[2].

Un estudio belga de 2001 sobre 2.073 pacientes con síndrome de fatiga crónica descubrió que el 58,5% de los pacientes que cumplían los criterios de Fukuda para el SFC y el 64,1% de los pacientes que cumplían los criterios de Holmes presentaban fasciculaciones musculares[3].

Las fasciculaciones sólo son definitivamente patológicas cuando se producen junto con el desgaste muscular o la debilidad del músculo. Las fasciculaciones fisiológicas son comunes en adultos jóvenes y sanos, especialmente en los músculos distales de las extremidades inferiores[7].

Las fasciculaciones musculares pueden producirse en personas sanas, especialmente en los músculos de los párpados, y se consideran inofensivas; sin embargo, cuando las fasciculaciones van acompañadas de debilidad o atrofia muscular, estas fasciculaciones pueden indicar una disfunción neurológica[1]Las fasciculaciones pueden ser causadas a veces por enfermedades sistémicas o de otro tipo; éstas suelen ser más frecuentes que la ELA. Las enfermedades que pueden causar fasciculaciones incluyen: